A diferencia de lo que piensan muchos, no se puede tener una buena salud dental con solo limpiar las encías o cepillar los dientes, esto se tiene que realizar de forma simultánea. Si eso no funciona de esa manera pueden aparecer varios problemas. Sabes ¿Qué es la enfermedad periodontal? Sigue leyendo y te vamos a dar información acerca del tema.

Muchas personas dedican gran parte de su vida a cuidar sus dientes y son conscientes de que para que eso se cumple se tiene que poner énfasis en las encías. Pero, hay otro tanto que no solo se dedican a mantener los dientes impecables y creen que con eso basta.
¿Qué es la enfermedad periodontal?
Muchos nombres se le ha asignado a la enfermedad periodontal. En muchos países se conoce como “periodontitis”, “enfermedad periodontal” o”piorrea”. Se trata de una enfermedad de tipo bacteriana, inclinado a la infecciosa que afecta a los tejidos e interfiere directamente a la sujeción de los dientes en forma natural.
Por ello, es indispensable tener las encías sanas para evitar todas las enfermedades que se derivan. En realidad, esta enfermedad pasa por diferentes fases que son una especie de pequeñas fases que forman parte de un grupo de enfermedades.
Dentro de las enfermedades periodontales se encuentran la gingivitis, que viene siendo el inicio del una serie de problemas, este comienza únicamente en la base. Si este problema inicial no se trata a tiempo deriva otros donde se afectan tejidos más profundos que a su vez se dañan hasta el punto de procurar una movilidad progresiva de los elementos dentarios con la consiguiente pérdida del mismo.
Hablar de la enfermedad periodontal es algo complejo, y es una enfermedad que se va extendiendo porque no aparecen los síntomas de inmediato. Asimismo, si llegan a dar señales de la enfermedad, muchas veces se pasan por alto por diversas razones.
Puede ser que hayas experimentado, sangrado espontáneo, inflamación generalizada de las encías con la formación de pequeños abscesos localizados, movilidad y migración de los dientes de su asiento, entre otros.
¿Existen factores de riesgo para la enfermedad periodontal?
Como cualquier otro tipo de enfermedad, la periodontal tiene factores de riesgo y puede ser causada por múltiples razones. Muchas personas creen que estas enfermedades aparecen por la falta de higiene dental, o porque no se realiza el cepillado de forma correcta.
Al mismo tiempo pocas personas dedican un poco más de tiempo a la higiene dental, y desestiman el uso del hilo dental. Cuando en realidad, el aporte que hace es mucho mayor y es vital porque elimina todos los restos de comida que se acumula entre diente y diente. Además, limpia las encías y evita que se desarrolle la enfermedad.
¿Cómo evitar o controlar la enfermedad periodontal?
Antes de iniciar este segmento, te comentamos que si tienes una enfermedad periodontal es posible controlarla. No es un mal de morir, pero si la atiendes a tiempo puede que no aparezca más. En cambio, si no la evitas las consecuencias son letales para tus dientes y a cualquier edad perder una pieza no es una opción.
Existen ciertas acciones que debes comenzar a tomar para evitar las enfermedades periodontales y la principal es ¡Evaluar tus encías!
No incurras en el error de ir al odontólogo solo cuando veas un sangrado o algo de dolor. La evaluación periódica puede ahorrarte muchos dolores de cabeza y al realizarla a tiempo reviertes los efectos de la enfermedad.
Por supuesto, no puedes ir al odontólogo todas las semanas, pero lo que si puedes hacer es hacerte una autoevaluación. Una muy simple es cepillar tus dientes y al notar dolor o sangrado por más mínimo que sea debe ser atendida. Entonces, allí puedes ir y comentar tus síntomas.
Otra forma de darte cuenta si existe un problema es verificar el color de las encías. Si ves que tus encías son opacas o presentan un color rojo oscuro, es señal de que algo no anda bien. Una encía saludable tiene un color rosado intenso y visiblemente puedes ver la línea de los dientes.
La recomendación es cepillar no menos de dos veces al día, usar el hilo dental y aumentar las revisiones cada 4 o 6 meses.
Tratamiento de la enfermedad periodontal
Cuando la enfermedad se identifica se debe determinar en que nivel se encuentra, de esto depende el tratamiento que se va a suministrar. Por lo general, se comienza con el tratamiento básico que trata directamente la gingivitis, es algo más sencillo. Pero, si ya se ha pasado a otra fase y ya está entre periodontitis, el tratamiento es mucho más complejo.
Aquí te vamos a dar los dos tratamientos:
Para la gingivitis
Si padeces de gingivitis se toman las siguientes acciones:
● Para iniciar el dentista deben hacer una limpieza profunda, y repetir al menos tres veces más.
● Es importante cambiar el cepillo de dientes cada dos meses para poder eliminar las bacterias acumuladas. Una buena idea es adquirir un enjuague bucal diseñado para personas con gingivitis.
● Prueba al menos hasta pasar la fase de gingivitis los alimentos cargados de azúcar y los que contengan mayor acidez.
● Usa el hilo dental en la noche al momento de la última cepillada.
Tratamiento por periodontitis
Este tratamiento como te comentamos es un poco más complejo. El dentista debe aplicar unos métodos donde se procede a una limpieza más profunda, más bien intensa. Esto implica acciones como el raspado, alisado radicular y eliminación de placas.
La intención para esto es salvar las piezas dentales, evitar las extracciones es vital. Sin embargo, muchas veces el problema es tan grave que retirar los dientes es mejor para la recuperación de las encías.
Afortunadamente, los implantes dentales son una opción en estos días y el dentista siempre dará las mejores opciones. Es importante mencionar que tanto el tratamiento de gingivitis como el tratamiento de la periodontitis deben ir acompañados de buenos hábitos de limpieza. Si esto no se ejecuta la enfermedad periodontal siempre estará presente.